Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de microrrelato?
 
Gerardo Bustamante
Blog de gerbus
« Blog
Entradas por tag: microrrelato
Mostrando 1 a 10, de 12 entrada/s en total:
09 de Septiembre, 2018 · General

La Ola


Como un hermano, me convidó su arma para resguardarme de los hambrientos. Puso su mano sobre la mía y la mía sobre su revolver. Disparó dos tiros al aire y sonrió de placer al compartirme su resguardo.

Me negué a aceptar su ofrecimiento, aún cuando me conmovía su prodigioso afecto. Seguí hacia adelante empolvando mis pies en la arena del desierto, dejándolo atrás, pasmado de asombro y desencanto. Me sorprendió una sombra estrepitosa que me obligó a levantar la mirada. Una ola gigantesca crecía brutalmente sobre mí y se arrojaba rápidamente sobre mi destino. Presurosamente, al compás salvaje y urgido de mis palpitaciones, volví sobre mis pasos con la pretensión de arrebatarle tiempo a mi caída. Pero al dar unos pocos pasos, noté que al polvo de mis pies le florecían vigorosos pastos verdes y mis tobillos se jabonaban con las gotas de agua que impactaban sobre mi ropa.


Palabras claves , , , , , , , , , ,
publicado por gerbus a las 23:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

08 de Abril, 2012 · General

El Misionero (en memoria de Juan Lopez).


Venía arrastrando su pierna, el dolor le paralizaba su carne pero no le impedía llegar.
Sonreía a cada uno y a todos abrazaba. Subía despacito al atril para decir su palabra.
Un librito le servía de ayuda, su discurso era claro y su mensaje hacía arder el corazón.
Caldeaba la vida de quienes pretendían recibir el bautismo como compromiso de seguir a Jesús.
Un sabado llego como de costumbre, comenzó a leer un texto de Jesús que decía: "el Espíritu del Señor está sobre mi, el me ha enviado..." Y entonces detuvo la lectura y salió enérgicamente del templo. Nadie se animó a detenerlo ni a preguntale: ¿A dónde vas? Su caminar era preciso y decidido. Las palabras habían hecho eco en su corazón. Nadie sabe con certeza dónde continúa su predica, pero todo el pueblo mira espectante el horizonte aguardando que regrese de su gran misión.
Palabras claves
publicado por gerbus a las 20:05 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

28 de Enero, 2012 · General

El ángel del ascensor



Vivíamos aislados en el piso 31. Nuestras miradas, tensas y débiles, eran apenas capaces de percibir las apariencias.

En la escalera rozábamos nuestros cuerpos pero sin gustar de nuestras almas. El saludo era cortes, pero hambriento de emociones. Las preocupaciones anestesiaban nuestras mentes y la prisa embriagaba nuestros miembros entumecidos.

Pero un ángel chiquito subió a nuestro piso, arrastrando sus alas para llamar la atención. Endureció la mirada y presurosamente subió al ascensor. Lo dejó trabado entre dos pisos y emitiendo fuertes gritos, hacía ademán de lanzarse al vacío.

Sus bramidos nos distrajeron y su rostro aterrado nos despertó compasión. Algunos miraban al cielo elevando una plegaria. Otros se palmeaban la espalda buscando consolación. El resto, como un solo hombre, tirábamos pertinazmente del rígido picaporte, para liberar al emisario de su terrible pretensión.

En lo más intenso del transe la puerta se abrió, el silencio inundó el piso, y unas plumas suspendidas cortaron el aire de nuestra respiración.

Sin tregua comenzamos a reírnos y como si fuésemos familia subimos al ascensor.

Nuestras voces dialogantes se escuchan hoy hasta el 32. Ya no estamos en el piso, elegimos quedarnos juntos a vivir en el ascensor.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 04:50 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

27 de Enero, 2012 · General

La Planta de Neptuno


Es rara mi planta, la encontré tumbada en el baldío. Dicen que es de Neptuno. Tiene una belleza escondida que se devela a quien la contempla detenido. Es apachurrada, tiene sólidas ramitas grises y hojas muy pequeñitas.

Una virtud curiosa la hace despuntar. Cambia siempre su forma cuando aparece la adversidad. Si el clima esta seco, sus raíces salen a ras del suelo. Si le escasea el agua, sus hojas se transforman en espinas. Si me encuentro preocupado, sus flores se vuelven color turquesa. Si le transmito mi tristeza, se caen todas y queda sólo una de color amarilla. Por las noches extraña la luz y estira sus ramas tras la ventana buscando el reflejo de la luna. A la hora tercia, se inclina hacia el norte añorando un poco de sombra.

Pero hace días que no muestra cambio alguno, esta totalmente gris. La miro y la miro, y no hay muestras de su vitalidad. A veces pienso en devolverla al baldío. Pero me detiene un crujido seco que hacen sus ramas por las noches, cuando pienso en aquello que no me animo.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 23:17 · 1 Comentario  ·  Recomendar

img

23 de Diciembre, 2011 · General

El chaman


 

Los pies se le llenaban de polvo y se le herían los talones con las rosetas del camino. Alcanzó la cima totalmente exhausto. En su morral llevaba el elixir. El hombre yacía tendido. Metió su mano en el morral para sacar el frasco. Al retirar el corcho, el recipiente se le deslizó por su costado y se quebró sobre una roca. La esencia le salpicó sus ojos, su pecho y sus brazos. Se inclino para mojar al enfermo pero no alcanzó a lograrlo. Sus brazos, ya tenían plumas, sus ojos ya miraban hacia lo alto y su cuerpo se alzaba en un rampante vuelo.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 10:45 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

22 de Diciembre, 2011 · General

Las cosas de Dios


Ansiosamente esperaba el Domingo. Al despertar, saltaba presuroso el alambrado, agilizando mi paso hasta la casa de Eli. Llegaba para interrumpir la comenzada lectura bíblica. Las reflexiones eran sencillas, pero como braza ardiente encendían el corazón. Luego, poníamos manos a la obra. Pelar papas para la olla, amasar el pan, cocinar el chocolate para los niños. Todo para compartir, como nos enseñaba la fe. Comencé a ir al culto los días domingos, para aprender mas cosas sobre Dios. Allí me instruyeron a respetar al Papa, los mandamientos, la iglesia. Aprendí a confesarme y a rezar el rosario. Pero desde entonces me acompaña una sombra vacua y espesa, que aviva en mí el deseo incontenible de saltar el alambrado, de fatigarme en mi andar presuroso, de pintar mis manos con tizne de la olla, de sentir el calor del pan recién sacadito, de disfrutar el chocolate espeso generosamente repartido y de abrazar la paz de mi alma, enardecida de haber encontrado a Dios.


Palabras claves
publicado por gerbus a las 12:27 · 2 Comentarios  ·  Recomendar

img

21 de Diciembre, 2011 · General

Diógenes


 


Un movimiento estrepitoso de la tierra se oía al acercarse su ejercito. Se detuvo frente a su tonel. El Perro le llamaban al mendigo que vivía en él. Salió con pereza y su semblante molesto. El poderoso Alejando bajó de su caballo mirándolo con altivez.

Vengo a ofrecerte mi oro, le dijo el emblemático soberano, para que termines tus días con el rostro iluminado. El pequeño hombre barbudo recibió en silencio su obsequio. El rey subió a su caballo y se marchó satisfecho, por haber usado su poder para una causa tan noble. El mendigo puso el lingote en el árbol ligeramente inclinado para que el sol iluminara la boca de su tonel.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 13:34 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

21 de Diciembre, 2011 · General

Babilonia


 

Bob Marley se sienta a los pies del antiguo sauce. Siente placer de ser acariciado por sus ramas y refrescado por sus gotitas de cristal. El lugar preferido del cantante para fumar su yerba. Arma un cigarrillo y lo enciende como una vela. Aspira el humo sagrado que de inmediato llega a su cabeza. Sus pupilas se dilatan y sus ojos se ponen rojos como encendidos por un incandescente fuego. Su mirada ya no distingue la realidad del ensueño. Una visión impacta sobre su pupila derecha y un sonido estruendoso lo invade desde fuera. Se oyen cadenas y las pisadas de una multitud. Divisa un conjunto de hombres desnudos engrillados que caminan en fila con corbatas extravagantes y maletines de cuero fino llenos de billetes. Algunos son jóvenes que se quejan a gritos como si estuviesen aturdidos por un estallido constante, con sus manos libres se toman los oídos buscando un sosiego aunque sea momentáneo. El ring de sus celulares no deja de sonar. Las mujeres marchan hacia adelante, pero tuercen su cuello en dirección opuesta al sol acomodando el cuero de sus rostros como avergonzadas de quien pudiera descubrir sus artificiales cirugías, los niños tienen ojos que no pueden ser contemplados y que iluminan como linternas, en lugar de sus cabezas llevan una pantalla de televisión. - “¿De donde son?” - Grita Bob como desafiando la fatalidad que se impone. - “¡De Babilonia - responden al unisono- , no hay nada mejor que vivir en la gran ciudad”. El eco de sus voces persiste, mientras el sauce vuelve acariciar el rostro del vidente. Se siente aliviado de volver en sí. Se levanta, peina sus largas rastas y se encamina hacia el gueto. Al dar un primer paso, le habla al árbol y deja iluminar su rostro por el candente sol.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 20:07 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

20 de Diciembre, 2011 · General

El arma más letal


 

El cuello de Kenshin Himura sangraba de una herida mortal. Le dolía su fracaso. Su cabeza se desprendía ligeramente liberando las enseñanzas de su padre: “el arma mas letal de un samurai es su propia convicción”. Al instante mató al enemigo con su propia cabeza.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 20:02 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

20 de Diciembre, 2011 · General

El Marciano


 

Decían que estaba loco o venía de otro mundo. Antes del amanecer se lo divisaba apilando los ladrillos. El espectáculo intrigaba a la vecindad que acudía a ver su trabajo. Cerca de cincuenta años llevaba haciendo lo mismo. De vez en cuando alguno le preguntaba el sentido de su rito: “no hace falta decir, sino solo interpretar” - respondía. Todo el mundo lo conocía como el “Marciano Santillán”.

Un grito de alegría fue el acontecimiento novedoso. El grito fue tan intenso que la gente salió de sus casas. “¡Dos millones de ladrillos, he conseguido mi fin!”- alcanzó a decir mientras se desplomaba en el piso. Había dejado los ladrillos apilados en grupo y una nota que colgaba en la pared: “Cien casas pueden hacerse para los pibes que mueren de frío. Menos podría haber vivido si cada cual hubiese aportado su ladrillo. No hace falta explicar sino sólo interpretar”.

Palabras claves
publicado por gerbus a las 19:56 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

SOBRE MÍ
img
FOTO

Gerardo Ramón Bustamante

Micros, Relatos y reflexiones.

» Ver perfil

 
CALENDARIO
img
Ver mes anterior Diciembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
 
BUSCADOR
img
Blog   Web
 
TÓPICOS
img
» Cartas Sobre el Reinado de Dios (1)
» General (13)
 
NUBE DE TAGS  [?]
img
 
SECCIONES
img
» Inicio
 
ENLACES
img
» Saljo Bellver
» Gustavo Moreira
 
MÁS LEÍDOS
img
» El paseo del Papa
» El Acantilado
» La transgresión
» Babilonia
» Diógenes
» Las cosas de Dios
» El chaman
» El ángel del ascensor
» La Planta de Neptuno
» El Misionero (en memoria de Juan Lopez).
 
SE COMENTA...
img
» La Lepra.
1 Comentario: Gustavo Moreira
» La Planta de Neptuno
1 Comentario: Mónica Ruth Quiroga
» El paseo del Papa
2 Comentarios: ELIANA, Matias Ruiz
» Las cosas de Dios
2 Comentarios: ELIANA, gustavo
 
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad