Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
 
Gerardo Bustamante
Blog de gerbus
10 de Mayo, 2014 · Cartas Sobre el Reinado de Dios

La Lepra.




Querida Magdalena:

Como tú ya sabes, desde hace diez años la caverna desolada es mi único refugio. Esta enfermedad fermenta la carne de mi cuerpo llenándola de gusanos apagando, poco a poco, su frágil vitalidad. Es una tortura refinada que enloquece la razón, envenena de tristeza el corazón y expulsa a la soledad absoluta privándote de la estima humana.

Comentarios oí, pasaría cerca del camino un hombre que no daba importancia a la mendicidad, bondadoso con los despreciables y que en todos sus planes sirve a la multitud.

Nazareno, lo llaman y es un mago muy poderoso en obras y palabras según dicen las alabanzas del pueblo.

En vela toda la noche supliqué a Dios encaminara los pasos de este justo por las cercanías de mi tumba. Gemí, lloré y pasé largo tiempo en silencio esperando respuesta de Yahvé.

El sol tenue comenzó invadir la ojiva de la entrada y a la hora tercia el resplandor se hizo insoportable. Mi piel comenzaba a sangrar y el hedor apestoso repugnaba el olfato. No quise hacer descansar mis rodillas ni voltear mi mirada del horizonte esperando su llegada.

Una brisa suave acarició las hojas de la higuera y vi pasar a un hombre pequeño de tez morena, ayudando su paso con un cayado, vestido con una túnica blanca de una sola pieza y un morral tejido de lana.

Corrí a su encuentro saliendo de la penumbra, me arrojé a sus pies, lo tomé por los tobillos y exasperadamente entre sollozos le confesé mi historia: _ Buen Maestro, caminando con leprosos y compartiendo su mesa me convertí también en un impuro, la gente dice que eres un mago prodigioso y un profeta con autoridad. ¡Te suplico, si quieres, limpia mi cuerpo y declárame sano!

_ No soy mago, - me respondió con solicitud – pero tú, ¿por qué vives aquí apartado? Si quieres sanar actúa como un hombre sano. Lo que tú quieras Dios lo quiere. ¡Obra según tu fe!

El hombre tocó mi frente con su mano y continuó su peregrinaje.

Sus palabras calaron hondo en mi corazón e inmediatamente recordé que fue el sacerdote Arón, siguiendo dictámenes del levítico, quien declaró mi lepra, expulsándome a la desolación, lejos de quienes amo en esa cueva ganada por la oscuridad y la pudrición.

Me repuse del mal recuerdo, tomé un poco de agua y lavé mis heridas. Desempolvé la ropa guardada y me vestí para ir al templo.

Me presenté ante el sacerdote irritándose exaltadamente al verme. _ ¿Qué haces acá? - Me preguntó. _ ¡Este no es lugar para los impuros!- sentenció aproximándose con cautela.

Permití ganara solo la distancia de un tiro de piedra y le vociferé: _ ¡estoy aquí para cumplir la ley! ¡Dios ha sanado mi cuerpo!

_ Entonces debemos comprobarlo – advirtió - realizando el rito con sangre de aves para declararte puro, luego, podrás irte en libertad.

_ Me ha declarado puro el hombre que me curó – le respondí – no es necesario cumplir ningún rito.

El sacerdote se mostro extrañado y no pudo hacer ni decir nada más. Con convicción vire hacia el sur y continué mi camino.

Regreso a casa, querida hija, para que abramos nueva vida. La piel por momentos me arde, pero más me inflama la persuasión de vivir en libertad que recibí del Nazareno. Me siento sano y feliz.

Dijo no ser un mago, pero sigo creyendo que sí. Usa su poder de un modo sutil, pero liberador. Su discurso relativizó la práctica religiosa que me condenó a vivir bestialmente y también a quienes controlan sus procedimientos cultuales. Sus gestos humanos hacen presente a Dios sin necesidad de invocarlo en ritos litúrgicos. Nada dijo de mi lepra como desconociendo la enfermedad. Me tocó la frente compartiendo mi marginalidad, haciendo justamente lo contrario que exige la escritura sagrada, curándome y declarándome, sin más, un hombre puro.

La visita duró un instante, pero fue suficiente para experimentar el amor Salvador de Dios por los excluidos. El templo, querida Magdalena, nos privo de acompañarnos, pero Yahvé es un Dios justo que reconoce los derechos de la gente que sufre. Por Él volveremos a estar juntos.

¡Alabemos al Dios de los pobres que no dejó que esos opresores desalmados nos despedazaran con sus dientes!

¡La trampa está hecha pedazos! ¡Hemos logrado escapar, como los pájaros! ¡El creador del cielo y de la tierra nos ayudó a escapar!

Hija mía, la alegría más grande es aquella que llega sin que uno jamás la espere.

Espérame que pronto estaré en casa.

Te ama entrañablemente.

Tu padre

Naamán. 

Palabras claves ,
publicado por gerbus a las 20:15 · 1 Comentario  ·  Recomendar

img

Comentarios (1) ·  Enviar comentario
Después de mucho tiempo logro conectarme con usted. Mi correo anterior dejo de funcionar cuando tuve problemas de salud y no pude abrir por varios meses y lo perdí. Mi nuevo correo es: gustavoeliomoreira@hotmail.com Ruego se comunique si ese es su deseo. Saludos Cordiales.
publicado por Gustavo Moreira, el 19.09.2016 05:24
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
img
FOTO

Gerardo Ramón Bustamante

Micros, Relatos y reflexiones.

» Ver perfil

 
CALENDARIO
img
Ver mes anterior Noviembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
 
BUSCADOR
img
Blog   Web
 
TÓPICOS
img
» Cartas Sobre el Reinado de Dios (1)
» General (13)
 
NUBE DE TAGS  [?]
img
 
SECCIONES
img
» Inicio
 
ENLACES
img
» Saljo Bellver
» Gustavo Moreira
 
MÁS LEÍDOS
img
» El paseo del Papa
» El Acantilado
» La transgresión
» Babilonia
» Diógenes
» Las cosas de Dios
» El chaman
» El ángel del ascensor
» La Planta de Neptuno
» El Misionero (en memoria de Juan Lopez).
 
SE COMENTA...
img
» La Lepra.
1 Comentario: Gustavo Moreira
» La Planta de Neptuno
1 Comentario: Mónica Ruth Quiroga
» El paseo del Papa
2 Comentarios: ELIANA, Matias Ruiz
» Las cosas de Dios
2 Comentarios: ELIANA, gustavo
 
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad